Bienvenid@ a la parte oscura del Blog. Acabas de adentrarte en los desahogos de un entrenador, o de un instructor de fitness, como me gusta más definirlo. Por favor, no te ofendas si en este apartado encuentras un lenguaje más vulgar. Cuando el cerebro sufre de alguna intoxicación, por ejemplo etílica, se suele soltar alguna otra cosa que... Yo escribo teniendo una intoxicación estílica, proviniente de este estilo de vida y sus quebraderos de cabeza. Palabras ácidas, a veces malsonantes, pero nunca con intención malhiriente. Nos leemos. Manu.